De la Bañera al Plato de ducha

byAzulejos Casañin Duchas

Uno de los aspectos más importantes en este espacio de la vivienda es la ducha. Apuesta por ella mejor que por un baño. Ahorrarás espacio, agua, es más cómoda… Además, SI es posible tener la ducha de tus sueños, sólo tienes que adaptarla al hueco de la antigua bañera.

¿Cuál es la mejor forma de abordar este cambio?

Antes de que empieces a arrancar azulejos, asegúrate de contar con un buen asesoramiento de la mano de profesionales. Es la forma más fácil, rápida y limpia de llegar al éxito con tu reforma.

Aún así, queremos adelantarte unas cuestiones que tendrás que tener en cuenta.

Deja suficiente espacio entre cada elemento. Intenta que desde el centro del inodoro hasta la puerta de la nueva ducha haya al menos 40 centímetros. Si optas por instalar una ducha pequeña puedes reducir un poco este margen. En el caso de tener el mueble de Lavabo cerca, haremos la misma consideración.

Dedica tiempo a los accesorios. ¡Puede resultar muy divertido! Mira bien todas las opciones. Los accesorios no tienen por qué ser todos de la misma marca. Si combinas los de dos firmas distintas, el conjunto suele funcionar de maravilla.

Define bien tus necesidades. Estas sencillas preguntas, te pueden ayudar a la hora de plantear los cambios: ¿Cómo vas a utilizar la ducha? ¿Vas a necesitar un banco? ¿Hay hueco para dejar el champú? ¿Qué vas a hacer con la ventana? Ten en cuenta todas estas cuestiones a la hora de llevar a cabo una reforma porque te ayudarán a definir el proyecto de la obra y evitar disgustos innecesarios.

Azulejos CasañDe la Bañera al Plato de ducha